Cazos

Los Cazos son un utensilio de cocina que siempre deberíamos tener a mano. Una de sus principales características es su pequeño tamaño, que suelen ser de entre 16 a 20 cm de diámetro. Gracias a ello son más fáciles de almacenar y requieren menos tiempo y energía para calentarse. Aunque podemos usarlos para cocinar en general, su principal uso es para calentar o mantener en caliente.

Así pues, con los Cazos podemos calentar de forma muy rápida desde leche, agua, cremas, sopas…, o cocer al baño maría, preparar postres y un largo etcétera. Por todo ello es un utensilio que es muy necesario y que le sacaremos todo su potencial cada vez.

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
Enviar mensaje
Hola,
¿En qué podemos ayudarte?